SHOA

SERVICIO HIDROGRÁFICO Y OCEANOGRÁFICO DE LA ARMADA

Como el inicio de un esfuerzo conjunto para avanzar en el conocimiento de nuestro océano, calificó la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, el nuevo Crucero de Investigación Científica CIMAR 22, que por primera vez cubrirá el área protegida Parque Marino Nazca-Desventuradas, el cual fue decretado oficialmente el 24 de agosto del presente año y cuya extensión sobrepasa los trescientos mil kilómetros cuadrados de superficie oceánica, convirtiéndolo en el más grande del Pacífico Sudeste.

Durante la actividad, que se llevó a cabo a bordo del Buque Científico AGS-61 “Cabo de Hornos”, y en la que participaron autoridades de Gobierno, miembros del Alto Mando Naval y representantes del mundo académico y científico nacional, el profesor de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Sr. Nelson Silva, hizo un recorrido por todas aquellas iniciativas de investigación científica marina que se han ido desarrollando en nuestro país a partir del año 1948, realizadas principalmente por expediciones extranjeras; situación que denotaba la carencia de conocimiento científico marino y que motivó en el año 1994, la creación del programa CIMAR.

Por su parte, el Comandante en Jefe de la Armada, Almirante Enrique Larrañaga, reiteró el compromiso que tiene la Institución con la comunidad, de poner todo su esfuerzo en fomentar y profundizar las actividades científicas del ámbito marino, tan necesarias e importantes para Chile. “Estamos conscientes que ésta es una tarea de largo aliento y no exenta de complejidades, pero tengo la íntima convicción que este crucero, es el inicio de una fructífera sucesión de actividades científicas en el área del Parque Marino Nazca – Desventuradas”, indicó.

Finalmente, la máxima autoridad de país, hizo hincapié en el compromiso que se ha asumido como comunidad internacional, en el sentido de proteger nuestro océano con acciones concretas. “Detrás de esta expedición hay un esfuerzo país contundente y coherente. Hay un trabajo conjunto de largo aliento del Estado y nuestras instituciones como el Ministerio de Defensa, la Cancillería, la Subsecretaría de Pesca el Ministerio del Medio Ambiente, la Armada de Chile y el mundo académico”. Asimismo, destacó el aporte que viene realizado el CONA, a través del programa CIMAR, el cual ha desarrollado 21 Cruceros de Investigación con 29 campañas oceanográficas que han generado más de 300 publicaciones científicas, cruciales para el conocimiento del medio ambiente marino.

CRUCERO CIMAR 22 ISLAS OCEÁNICAS

El objetivo del Crucero CIMAR 22, es conocer las características bio-oceanográficas y meteorológicas entre el continente americano y las islas san Félix, san Ambrosio y el archipiélago de Juan Fernández, asimismo, conocer la biodiversidad, circulación, morfología y geología del fondo marino en los alrededores de las islas y Montes submarinos ubicados en la Zona económica exclusiva, todo esto con el propósito de contar con información actualizada del Parque Marino Nazca-Desventuradas.

COMITÉ OCEANOGRÁFICO NACIONAL

El Comité Oceanográfico Nacional (CONA) fue creado el 10 de septiembre de 1971, con la misión de asesorar y coordinar a las instituciones que efectúan investigaciones del océano en sus diferentes aspectos. Su Presidente es el Director del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA), dada la calidad que lo inviste como jefe del servicio oficial, técnico y permanente del Estado en todo lo que se refiere a la Oceanografía; y dada la representación que tiene este Servicio ante los organismos oceanográficos internacionales.

El CONA cuenta con 30 instituciones miembros, cuyos profesionales participan activamente en las diferentes instancias: la ASAMBLEA, donde se reúnen los representantes de las instituciones miembros en un espacio de colaboración interinstitucional; el Consejo Técnico de Planificación y Programación (CTPP), compuesto por los presidentes de cada uno de los grupos de trabajo, donde se identifican necesidades y acciones futuras con una mirada multidisciplinaria y, finalmente, los grupos de trabajo, integrados por investigadores mancomunados para tratar aspectos propios de sus especialidades, desarrollando e impulsando actividades que aportan al desarrollo de sus disciplinas como seminarios, cursos, talleres, publicaciones, entre otras.