SHOA

SERVICIO HIDROGRÁFICO Y OCEANOGRÁFICO DE LA ARMADA

Con profesionales del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada y técnicos de la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA), el día 22 de septiembre se inicia la comisión de fondeo de dos prototipos de Sistema DART 4G a bordo del buque Cabo de Hornos, de la Armada de Chile.

Once días durará la comisión encargada de instalar los nuevos prototipos de la NOAA, instrumentos que permitirán incrementar la capacidad de detección de maremotos a una distancia más cercana de los sismos que generan los Tsunamis, proporcionando además, una fuente de datos cruciales y necesarios para que los centros de alerta puedan detectar, predecir y advertir estos eventos. Esta actividad, se desarrolla en el marco del Memorándum de Entendimiento firmado entre ambos organismos en el mes de julio recién pasado.

Estos instrumentos, han tenido pruebas iniciales en el Estado de Oregón, EE.UU; sin embargo, las pruebas finales se realizarán frente a las costas chilenas para comprobar en terreno el correcto funcionamiento de esta tecnología en la detección temprana de Tsunamis, cuya localización será más cercana a la fosa chileno-peruana donde convergen las placas de Nazca y Sudamericana, área donde se generan eventos sísmicos de manera permanente producto del proceso constante de subducción entre la placa oceánica y la continental. Una vez instalados, lo que se espera es obtener los datos de los Tsunamis generados en las cercanías del territorio nacional, a una corta distancia de la fuente generadora, en un tiempo inferior al que actualmente existe a través del Sistema DART II.

Para Michael Angove, Director del Programa Tsunami de la NOAA, el poder realizar esta actividad en Chile responde principalmente a la confianza y capacidades profesionales que tiene el SHOA, como uno de los Centros de Alerta más importantes de la Cuenca del Pacífico. "Hemos tenido una gran relación con el SHOA, principalmente en los últimos 15 años y tenemos la confianza, porque conocemos el trabajo que realizan, de que en este Servicio y en la Armada de Chile, están las capacidades y la experiencia de las personas para poder desplegar y mantener nuestros prototipos".  Lo interesante y novedoso de este trabajo, según Angove, es el aspecto colaborativo con que se desarrolló esta actividad en la cual también participaron científicos chilenos, sobretodo en la determinación del lugar donde se debían instalar los prototipos.

De acuerdo a las indicaciones entregadas por los profesionales de la NOAA y el SHOA, durante la Conferencia de Prensa realizada el día de hoy, a bordo del AGS 61 Cabo de Hornos, el primer prototipo se encontrará a aproximadamente a 77 millas náuticas de la costa cercana a Mejillones, casi equidistante de las dos boyas DART II chilenas ya existentes, lo que permitirá validar este nuevo sensor comparando los datos recabados con las otras boyas ya existentes. El segundo se ubicará a 113 millas náuticas de la costa cercana a Constitución, progresando con la cobertura latitudinal hacia la zona tsunamigénica centro – sur del país.

En cuanto a las características del Sistema DART 4G, el Director de Ingeniería del Laboratorio del Medio Ambiente Marino del Pacífico (PMEL) de la NOAA, Sr. Christian Meinig, indicó que los prototipos traídos a Chile cuentan con la tecnología más moderna que existe en este momento a nivel mundial.  “La gran diferencia que tienen estos equipos con los anteriores es que el procesamiento de datos es mucho más rápido y puede diferenciar si la señal registrada proviene de un Tsunami o de un Terremoto".

Por su parte, el Director del SHOA, Contraalmirante Sr. Patricio Carrasco, manifestó lo importante que es para el Servicio y la Armada, que la NOAA haya decidido trabajar en conjunto con los profesionales y especialistas del SHOA y del buque Cabo de Hornos. "Esto es una señal de que nuestro trabajo es valorado por organismos especializados en el tema Tsunamis alrededor del mundo y que se nos reconoce como profesionales que aportamos a la ciencia y al conocimiento de estos complejos eventos".

Características del Sistema DART  4G

Los avances recientes en los sensores, software y administración de energía prometen la posibilidad de una detección y medición de Tsunamis de campo cercano con una resolución sin precedentes.

Este nuevo sensor de presión y algoritmos mejorados con nano-resolución que se encuentran instalados en el BPR (Bottom Pressure Recorder), permitirán la distinción de una señal de Tsunami o de un "ruido" producido por el terremoto.

La lentitud y pérdida de comunicación en tiempo real entre el piso marino (BPR) y la superficie (Boya), han sido reducidas, mientras que las mediciones de altura de Tsunami han aumentado su resolución.

La versión 4G del sistema DART cuenta con tecnología desarrollada PMEL de la NOAA, la cual ha sido transferida a la industria privada de Estados Unidos. Un prototipo inicial fue desplegado durante 18 meses en Estados Unidos, a una profundidad aproximada de 900 metros, el cual permitió registrar tasas de muestreo muy altas (40 Hz), a partir de las cuales se desarrolló un algoritmo de detección, siendo concordante además con la utilización de baterías de bajo consumo.

El Sistema DART 4G, incluye mejoras en el BPR con un nuevo sensor de presión y software que emplea el algoritmo de detección y filtrado, para la transmisión de datos de altura de Tsunami mientras el terremoto aún se encuentre en etapa de ruptura.

Los nuevos algoritmos han sido desarrollados a partir de los estudios de datos de Tsunamis de campo cercano y aplicando las técnicas de procesamiento más efectivas.